¿Por qué es necesario contar en las empresas con profesionales especializados en materia laboral?

Para evitar costos innecesarios producidos por el incumplimiento de exigencias legales. Se sugiere la prevención a través del cumplimiento normativo, y para eso se requiere un profesional idóneo. Pongamos un ejemplo: la empresa X tiene que pagar una millonaria indemnización, pese a que el trabajador Y habría incurrido en una conducta grave, por ejemplo, un hurto de dinero. La forma y el fondo del despido deben ser “adecuadas”. ¿Qué significa esto? Varias cosas. Primero, es fundamental la confección de una carta de aviso y cumplir con sus formalidades de envío. No todas las conductas que pudieren significar un incumplimiento del contrato de trabajo, o que estén tipificadas como causal de despido, por sí mismas, permiten realizar un despido “automático”. Siempre es necesario un análisis caso a caso. Además, la carta debe ser “completa”, es decir, debe indicar la causal legal de despido y señalar la conducta que motivó la decisión. Debe describirse “detalladamente” lo sucedido; indicar qué normas adicionales se infringen según la causal; y, de qué forma concreta afecta el funcionamiento de la empresa. Todo lo anterior, porque solo lo que aparece en la referida carta es lo que se podrá alegar en un eventual juicio laboral. Ejemplo, X es despedido por abandono de labores. No es suficiente alegar “se fue sin avisar”. El abandono debe significar un desmedro económico real y relevante, como podría ser el del único panadero que se fuera sin avisar y deja sin mercadería. Aún así, es necesario revisar el caso para decidir si es conveniente el despido u otra sanción menos gravosa, como amonestar. Asimismo, el despido debe ser realizado lo más próximo posible a la fecha del evento que lo motiva, puesto que podría operar el denominado“perdón” de la causal. Esto conlleva a considerar que el despido sea considerado “injustificado”. Por último, efectuado el despido, tenemos tres días para informar al trabajador de manera formal, ya sea entregándole una carta de aviso de manera personal o enviando una carta certificada al domicilio contenido en el contrato de trabajo, u otro, informado por el trabajador de manera formal, comunicando todo esto a la Inspección del Trabajo, ya sea de manera presencial, o en su plataforma virtual.

Masiel Gálvez O. Abogada. Directora Departamento Laboral.