Ciberataques de contenido: el caso Pelispedia

Pelispedia era una página web que ofrecía películas y series de manera ilegal, al estilo de sitios legales como Netflixy  HBO GO, que, hasta mayo de este año, tenía una gran afluencia de público la cual vio como la página dejaba de funcionar.

Todo esto, se originó porque las grandes empresas de la industria (Motion Picture Association, Warner BrosEntertainment y Universal City Studios LLC, entre otros), denunciaron a la justicia uruguaya, ya que los creadores de la página son de dicha nacionalidad.

La imputación a la pareja uruguaya en lo que nos concierne, fue la de un delito continuado de poner a disposición una emisión digital con ánimo de lucro sin la autorización escrita de sus respectivos titulares o causahabientes, y un delito de lavado de activos en la modalidad de autolavado reiterado.

Todo esto, hace preguntarnos si esto hubiese pasado en Chile, ¿sería sancionable? El primer objeto de análisis es que la piratería si se sanciona en nuestro país, teniendo una variable industrial y otra intelectual (artículo 79 letra a) de la ley 17.336). La pregunta relevante, entonces, es ¿qué figura penal doctrinariamente sería aplicable al caso? La respuesta la encontramos en los denominados ciberataques de contenido, en los cuales el centro de la infracción es el contenido que se comunica, por lo que internet o las tecnologías de información y comunicación (TIC) son el medio de difusión de dicho contenido.

Estos ciberataques, se pueden diferenciar, a su vez, en aquellos relativos directamente a la ilicitud del contenido, como la pornografía infantil o el ciberterrorismo, en aquellos en que es relevante la “víctima” que recibe el contenido, como en el caso de envío de material pornográfico a menores de edad, y finalmente (la categoría que viene al caso), es la no autorización de la explotación del contenido, en la que se ubican los ilícitos de piratería en sus dos modalidades.

Como bien dijimos, el centro de infracción está en aquello que se comunica, por lo que el medio comisivo por regla general serán las TIC, variando de determinadas formas el objeto difundido.

En el caso concreto, Pelispedia transmitía (o permitía transmitir desde servidores externos, como alegaba su defensa) contenidos que están protegidos por derechos de autor, por lo que lo que se reprocha es la explotación de dichos contenidos sin la autorización respectiva. En cualquier caso, este tipo de páginas web son facilitadores de difusión ilícita de contenido, por lo que su actividad es esencialmente reprochable, en virtud de que el objeto que hacen llegar a cualquier tipo de persona que acceda a su página web, se encuentra protegido.

Es por ello, que la página fue cerrada, ya que el magistrado sentenció que tenían responsabilidad en la emisión digital de material fílmico con ánimo de lucro sin la autorización respectiva de sus titulares, por lo que los condenaron a la pena de 3 años y 4 meses de privación de libertad por los delitos de enriquecimiento ilícito y exhibición no autorizada.

Otro foco de discusión que puede darse en nuestro país, es que en este caso, replicados los hechos, se dificultaría bastante la persecución penal del lavado de activos, toda vez que se contempla como delito base solo el inciso 2º del artículo 81 de la ley 17.336, y no las modalidades del artículo 79, por lo que la interpretación jugará un rol importante en la vinculación entre ambos tipos penales, lo que nos lleva a reflexionar acerca de si es necesario ampliar nuevamente los delitos precedentes de lavado, o derechamente, cambiar el sistema de delitos precedente por uno genérico respecto de la ilicitud de procedencia de los activos que se buscan ocultar o disimular.

Alex Martínez González.

Profesor de Delincuencia Informática